martes, 22 de noviembre de 2011

PAVANA "BELLE QUI TIENS MA VIE" Thoinot Arbeau


video


PAVANA “BELLE QUI TIENS MA VIE”: aspectos literarios y musicales


Hasta ahora he hablado de la Pavana desde su aspecto como danza procesional y cabecera de las “suite” de danzas, pero también quiero mostraros la belleza de alguna como es esta que creó Thoinot Arbeau en 1589 y que es de una gran belleza tanto en el aspecto musical como en el aspecto literario ya que el poema que lo acompaña es bellísimo.
En esta versión de "Belle qui tiens ma vie" podemos destacar algunos aspectos musicales dignos de reseñar como son la pulcra interpretación del grupo de Jordi Savall, voces masculinas bellísimas, muy bien conjuntadas. Siempre con esas tesituras arcaicas como son la bella voz de contratenor, acompañadas por la de tenor, barítono y una muy digna de hacer resaltar la voz del bajo, perfecta para mi gusto, que le da ese toque de severidad y a la vez de distinción y elegancia tan notable.
Una de las versiones mejores que yo he escuchado.


MARÍA DOLORES VELASCO

LA DANZA EN EL RENACIMIENTO: CAPITULO III - "La Pavana"


video


LA DANZA EN EL RENACIMIENTO III - LA PAVANA


Sonido, amigo mío… ¡¡despierta!! Me han llegado noticias que hoy en Palacio hay recepción de grandes dignatarios donde asistirán todos los miembros de la Corte incluidos los más altos representantes del reino.¡¡Vamos!!, no te duermas que tenemos mucha labor por hacer. Dicen… que estas recepciones son muy especiales; toda la corte se viste de gala, y cuentan que lo adornan con una entrada realmente bella que es una especie de danza muy solemne, de buen corte musical y muy bellos sonidos.
Mi fiel compañero el Sonido se despereza y casi soñoliento me mira y al oír las palabras “bellos sonidos” salta de su cama y comienza a prepararse para tan importante evento, él siempre dispuesto a participar en el lucimiento de los suyos.
Amiga mía, me dice, cuéntame despacio esta noticia con la que me has despertado, cuéntame como será que ya quiero imaginarme como es y prepararme para tan gran acontecimiento, quiero sacar mis más bellos sonidos y disfrutar con mis compañeros.
Sonido y yo estamos ansiosos de presenciar tan especial acontecimiento al que me dediqué a documentarme sobre la forma solemne con que se celebra, nos sentamos cómodamente y le voy relatando todo lo que he investigado sobre ello.
La música siempre está presente en los acontecimientos de los seres humanos, es muy raro que haya grandes sucesos y el aire que respiramos no esté impregnado de bellos sonidos, esos que tú emanas y que sin ti, amigo Sonido, nadie podría vivir, sería ese vacío inmenso que, según dicen los científicos, es imposible vivir. La característica principal de estos eventos de Palacio es la presentación solemne de todos los asistentes ante los reyes y por tanto van acompañados de música.
Estamos en pleno siglo XVI y es costumbre iniciar ese cortejo con una danza muy especial llamada PAVANA, si, su nombre es muy sugerente y luego te hablaré de su posible origen, que hay diferentes versiones, pero ahora, como se que estás impaciente te relato como será ese momento de solemnidad.
Imagínate, amigo mío, a todos los cortesanos elegantemente vestidos, trajes de ricos tejidos, de corte perfecto…las damas vestidas con lujosos adornos, joyas, buenos peinados, compitiendo en belleza y glamour, muy altivas y distantes. Los caballeros, grandes dignatarios, nobles y gente muy principal también luciendo sus mejores galas, elegantes y caballerosos señores…todos “pavoneándose” como pavos reales cuando abren sus bellas colas y con mirada desafiante parece que nos dicen “mira que bello soy, ¿a que no has visto nada igual?”…
Damas y caballeros hacen su entrada en el gran salón formando una gran fila, todos, en perfecto orden van pasando por delante de los reyes para dar constancia de su presencia y una vez que han pasado todos por delante de los reyes comienza LA PAVANA.
Bellos acordes, acompañados de tamboriles que marcan su ritmo y comienza una danza de corte procesional, baja danza, es decir los pies nunca abandonan el suelo, fundamentalmente sus pasos se reducen a “avanzar” y retroceder” con algunas variantes hacia los laterales. ¡Que belleza, que elegancia, que majestuosidad en sus movimientos!, realmente es todo un placer ver danzar la Pavana tanto por la belleza de los movimientos como por el colorido de los trajes de gala y los ricos tejidos y las joyas que lucen…Todo un espectáculo de color y sonido es ver como las damas y caballeros realizar esos movimientos al compás de una bella música.
Mira Sonido, escucha con atención que te voy a leer algo interesante que el gran Thoinot Arbeau relata en su libro “Orchesographie” sobre la Pavana:
“los que estudien esta danza deben impregnar sus mismas almas de dignidad majestuosa”
Y fíjate lo que dice en este otro apartado, es muy interesante:
“nuestros músicos la tocan cuando una damisela de buena familia es conducida a la santa iglesia para desposarse, o cuando los músicos encabezan una procesión religiosa de capellanes, directores y hermanos de alguna cofradía importante”
Como puedes imaginar no era considerada como una danza propiamente dicha, sino mas bien como una forma de dar solemnidad a los eventos importantes.
Es una danza muy antigua que según los estudiosos de la época tiene diferentes orígenes. Unos sostienen que la pavana se desarrolló en las cortes española y francesa hasta convertirse en un cortejo procesional de gran dignidad y un espectáculo imponente, y según el Dictionnaire de Treveaux (1721) describe la pavana como “un género de danza grave, tomado de los españoles, en que los intérpretes forman una especie de rueda o cola, uno delante de otro, semejante a un pavo real; de ahí su nombre”
Algunos autores contemplan la posibilidad de que la palabra pavana sea derivada de “paduana” (Padua – Italia) aunque la mayoría se inclina porque la palabra pavana viene derivada de pavo real, ya que la puesta en escena se asemeja a los movimientos de éstos.
Vamos Sonido!! vístete de gala que nos vamos a presenciar estos solemnes acontecimientos de palacio…Por cierto, te gusta el traje que yo tengo preparado? Estaré elegante como las grandes damas? …vamos, vamos…que no quiero llegar tarde. Mientras terminas de vestirte de gala yo voy a ensayar los pasos de la pavana que tengo por aquí un video donde se puede apreciar como se danza la PAVANA.
Sonidooooooooo!!! Vamos!!, que llegamos tarde…

MARIA DOLORES VELASCO








LA DANZA EN EL RENACIMIENTO-CAPITULO II -"Thoinot Arbeau" (Dijon 1519-1595)



































LA DANZA EN EL RENACIMIENTO: II - THOINOT ARBEAU (Dijon 1519-1595)

Quien fue Thoinot Arbeau? os preguntaréis algunos.

Hay grandes personajes que no son muy conocidos por todo el mundo a pesar de reunir todos los méritos para ello. Yo amo a este personaje, me fascina, reconozco en él una gran valentía y libertad impresionantes, me encantaría haber podido conocerle. Si, ya se que me repito en este sentido, que también lo he dicho de otros personajes, pero es que en esta época hay tantos y tan interesantes y con tantos méritos que desearía haberlos conocido y tenido el privilegio de departir con ellos y aprendido de sus propias fuentes.
Ellos son mis amigos: desde mis entrañables Leonin y Perotin, hasta el que hoy os muestro, pasando por el enigmático Josquin des Pres, con esa elegancia… y por el gran Dufay inteligente y sencillo a la vez , sin olvidar a mi compatriota Juan del Encina, caballero serio , recio castellano, inteligente hombre, gran poeta y gran músico. Yo los he observado y los he adoptado como mis amigos, me encantan, los admiro tanto…
Lo primero que se hace es presentar a los amigos, bien, pues aquí os presento a JEAN TABOUROT. Es el autor del primer libro y posiblemente el mejor de su tiempo sobre danzas: “LA ORCHESOGRAPHIE” escrita en Francia en 1588 con el seudónimo de THOINOT ARBEAU.

Hasta entonces no se había escrito nada sobre la evolución de la danza ni su historia ni descripción alguna ya que, como hemos visto en otros apartados, el saber y la ciencia estaba en los monasterios y difícilmente los monjes se prestaran a escribir sobre ello ya que las danzas eran poco menos que pecaminosas o en el mejor de los casos no se tenían en cuenta como parte de la cultura.

Las danzas de palacio tampoco eran consideradas como danzas propiamente dichas porque en realidad eran formas severas, procesionales, de auténtico protocolo de los cortesanos ante los reyes, hasta los obispos participaban en ellas. Desde la secularización de la música es cuando sale de las manos de los eruditos monjes para pasar a la cultura del pueblo llano.
Bien, pues ahora viene una pequeña sorpresa...Jean Tabourot era sacerdote, sí, este señor tuvo la valentía de escribir un tratado sobre la danza y, como dije antes, aun todavía es el mejor tratado sobre la danza de su tiempo. Entenderéis ahora por qué le tengo una especial admiración. Ya me imagino el campanazo que debió ser el hecho de que un sacerdote notable hiciera un trabajo como ese, debió ser muy fuerte, como se dice hoy dia…Me imagino los comentarios de la gente principal entre divertidos y sorprendidos, pasando por sentimientos de incluso admiración por tan grande acontecimiento un tanto escandaloso quizás. Me divierte pensar en ello, se le “cruzarían los cables” a más de uno, ¡¡genial!!.
En esos tiempos había que andar con mucho cuidado porque a poco que te salieras de lo establecido ya te habían tachado poco menos que de impío y eso os aseguro que no traía buenas consecuencias y menos siendo clérigo. Dicen que se ocupó de las danzas porque una de las cosas que más le gustaba en su juventud era danzar.
En la “Orchesògraphie” podemos ver las danzas que estaban al uso en esos tiempos, tanto las de origen severo y cortesano como las que se adoptan del pueblo llano, sus coreografías, los pasos bien descritos e incluso dibujos de cómo danzarlas, y hasta unas indicaciones al margen izquierdo de la página sobre la línea melódica de dicha danza. Es verdaderamente una joya de incalculable valor, a mi me fascina y hasta me emociona saber de estos hombres que dedicaron mucho de sus vidas a elaborar trabajos tan notables.
He tenido oportunidad de tener en mis manos y poseer copias de fragmentos de la “Orchesògraphie” y es algo delicioso ya que te encuentras ante un estudio serio y muy completo sobre las danzas , pero no puedes evitar a veces alguna amorosa sonrisa cuando hace comentarios licenciosos sobre algunas de las danzas, porque no hay que olvidar que era sacerdote y naturalmente él veía que algunas formas de danzar eran un poco salidas de tono, claro está que hoy dia nos parecen que las podrían danzar las propias Hermanas Ursulinas, pero en aquellos tiempos a un clérigo le parecían claramente eróticas aunque, en honor a verdad, algunas tienen su punto pícaro…el alma humana es siempre la misma no iban a ser menos esos jóvenes del siglo XVI. Ya iré describiendo pasajes de su libro al ir presentado y viendo algunas de las danzas, porque son muy interesantes sus apreciaciones y comentarios.
El perfeccionamiento de la imprenta y la calidad de los editores supuso una rápida difusión de los libros y así también, en este caso, la difusión de las danzas ya fijadas, y a partir de ahí empezó un mundo nuevo que se iría abriendo a las formas musicales propias de la danza y a la proliferación de autores musicales que escribieran músicas para danzar.
Hay que destacar otro aspecto de gran importancia para la danza y es que a partir de este valiosísimo trabajo de Arbeau no solo se escribe música exclusiva para la danza sino que los autores van reuniendo, clasificando, digamos que contrastando diferentes danzas de una forma estética y equilibrada, hecho que da lugar al nacimiento de lo que llamamos “suite” , es decir una serie de danzas que se interpretan siempre en el mismo orden y van alternando formas de “baja danza” tranquilas, ceremoniosas, procesionales, con otras mas dinámicas como la “alta danza”, mucho más divertidas y propias de la juventud , esas que tanto le gustaban a Arbeau cuando era un muchacho todavía seglar.
Posteriormente la “suite” se convertirá en una forma musical propiamente dicha la cual se creará para su audición, sin ser bailada.

MARIA DOLORES VELASCO












lunes, 21 de noviembre de 2011

LA DANZA EN EL RENACIMIENTO: CAPITULO I "Ha nacido una nueva expresión del Arte"


video



LA DANZA EN EL RENACIMIENTO: I - HA NACIDO UNA NUEVA EXPRESIÓN DEL ARTE
Paseando por una de esas calles medievales que tanto proliferan en España, llegué a una placita recoleta, solitaria pero no triste, cargada de acontecimientos vividos, con su fuente en medio como es tradicional. Me atrajo enormemente y ahí me quedé en contemplación un buen rato. Observé su empedrado, sus casas centenarias, donde sus fachadas delatan toda la historia que han presenciado del mismo modo que en los rostros de los ancianos se pueden adivinar los avatares de su vida.
Con los ojos del alma vi a las mujeres acarrear agua de la fuente para el consumo de su familia mientras sus niños correteaban alegremente, poniendo en peligro la integridad de los cántaros de barro que sus madres llevaban cuidadosamente a su hogar. O también me imaginaba escenas de diversión, bailando, cantando u oyendo a los juglares relatar los sucesos acaecidos referentes a toda clase de noticias: las últimas victorias de la reconquista, los casorios de los nobles y de la realeza, casi siempre por motivos de intereses, bien políticos o económicos.
Una fuente es algo muy especial. La fuente es símbolo de vida; el agua fluye, las mozas conversan, ríen, lloran, se cuentan entre ellas los chismes del barrio mientras lavan sus ropas frotando enérgicamente sobre sus tablas de madera ondulada. Protestan a sus mozos porque no las ayudan a transportar sus pesados barreños llenos de ropa mojada, recién lavada, oliendo a limpio, que tanto esfuerzo les ha costado hacerlas relucir…Un mundo vivo, real, sin afeites…ese es el PUEBLO.
Sus danzas son divertidas; el pueblo siempre es el que tiene esa frescura de lo natural, de lo auténtico y de esa forma bailan imitando lo conocido, lo cotidiano como pueden ser los movimientos que hacen en sus quehaceres domésticos o el movimiento de los animales que conviven con ellos, los nobles y gente “estirada” que tanto les hacen sonreír, o esos ciudadanos adinerados con sus trajes de ricos tejidos y sus tocados extravagantes.
Estas gentes van creando un estilo sin pensarlo siquiera, pero lo cierto es que estas maneras de bailar trascienden mucho más de lo que ellos mismos pudieran pensar.
En los palacios se baila también pero es otra cosa muy diferente, más que danzas son movimientos sobrios, de carácter procesional, muy propio para ceremonias reales llenas de protocolos. Las cortes de Europa son muy diversas; mientras en España, ya después del reinado de los Reyes Católicos, la corte se hace mucho más austera, cosa natural ya que el nieto y heredero, el rey Carlos I de España y V como emperador de Alemania, se ha criado en esta última corte con fama de austeridad, y no digamos ya con el reinado de Felipe II, su hijo y heredero, que la sobriedad es su principal característica, tanto en las costumbres como en la manera de vestir.
Italia y posteriormente Francia son otra cosa; lujos, brillantez, diversión…sus principales características, y es aquí donde los nobles y los miembros de la realeza empiezan a observar todo eso que hacen sus campesinos, sus gentes del pueblo, como se divierten y lo divertido que es y, posiblemente y a modo de broma, ellos remedan sus movimientos, sus costumbres y sus diversiones… No olvidan sus danzas formales de la corte, pero hay que divertirse y para ello que mejor que imitar a la gente que se divierte: está naciendo un nuevo concepto de danza que ya no la parará nadie. El Renacimiento ha llegado a esta forma de expresión y la ha trasformado en su concepto básico. YA NO ES ALGO PROTOCOLARIO, TAMBIÉN SIRVE PARA DIVERTIRSE.
Mi mente se va hacia estos dos países Italia y Francia. Hago un recorrido por esa Italia del Renacimiento donde la corte es una explosión de lujo y brillantez, y cómo con el matrimonio de Catalina de Medici con el rey francés Enrique II (reinado 1547-1559), da ocasión para que ella y su corte italiana sean el vehiculo que transporte a la corte francesa ese lujo y esplendor que acostumbraba a tener en Italia. Tenemos, pues, ya en Francia la semilla de todo el boato y resplandor que en años venideros tendrá su culminación con la esplendorosa corte del famoso rey de Francia Luis XIV, llamado el Rey Sol.
Me doy un paseo por ese Paris del pueblo, de la gente común y veo sus quehaceres, sus diversiones, sus penas y sus alegrías. En las orillas del Sena “les lavandières”, las famosas lavanderas limpian sus ropas en el río, frotándolas con sus puños enrojecidos, golpeándolas con sus palas de madera para sacar la suciedad de esas ropas llenas del sudor y el polvo acumulados por el duro trabajo de sus esposos. Ellos se hacen los remolones para no transportar sus pesados barreños llenos de ropa mojada, los regaños, las discusiones, el cotilleo entre ellas…son las mismas escenas que mi imaginación tuvo también en España. Todos los lugares se parecen, la gente común hace las mismas cosas en las mismas situaciones porque el ser humano no sabe de idiomas ni de paises, su comportamiento es el mismo en las mismas situaciones.
La gente baila y expresa sus sentimientos y se ríen y divierten escenificando en ellas todos sus quehaceres. Así nacen los bailes folklóricos, los bailes del sentimiento popular, naturalmente todo esto sin clasificar, ni de ninguna manera fijar, son expresiones espontáneas.
Digamos que la primera clasificación de estos bailes son: la “basse-dance” (baja danza) que son las que los pies no se levantan totalmente del suelo, siempre hay un pié posado en él, y la haute-dance” (alta danza) donde los dos pies saltan y brincan abandonando en algunos momentos el suelo.
Una de la primeras clasificaciones de la danza es “la branle”, muy diversa en sus formas y que ahora vemos algunos aspectos de ella.
La palabra francesa “branle” significa “oscilación”, en realidad “branle” se queda como nombre genérico ya que solo designa la forma de bailarlo, de ahí su diversidad de formas.
La branle, es pues en principio, una manera de danzar más que una danza propiamente dicha.
Analicemos un poco esta forma de danza:
Se baila en corro y por parejas: en un momento dado las parejas danzan solas y en otros formando corro.
- Parte A en corro: agarrados de la mano, pasos laterales a la derecha y pasos laterales a la izquierda.
- Parte B en parejas: en esta parte los danzantes expresan la temática que la danza pida: imitar al caballo, a las lavanderas…etc.
Os presento en este pequeño video “la branle des lavandières” , la branle de las lavanderas, donde se puede observar como los danzantes hacen unos gestos muy gráficos de lo que quieren expresar.
Parte A: oscilación con pasos laterales derecha-izquierda.
Parte B: de frente, el esposo recrimina a su mujer indicando con el dedo y ella le responde del mismo modo, hacen palmas que es la representación de las palas de madera golpeando la ropa.
En esta versión los dos hacen el mismo gesto, pero en otras versiones que yo he tenido la oportunidad de aprender y danzar en diversos cursos de danzas del Renacimiento impartidos por la profesora Verena Machat del Instituto Orff de Salzburgo (Austria), y ateniéndose a la coreografía que fijó posteriormente Toinot Arbeaux, en esta parte B el hombre hace palmas para expresar el sonido de las palas que utilizaban las lavanderas para golpear la ropa y la mujer, mientras, hace el gesto de lavar restregando la ropa contra la tablas onduladas que se usaban antiguamente. Esta versión, creo, es más gráfica y a mi, personalmente, me gusta más.
Otros branles famosos son: “Branle des chevaux”, “Branle des pois” Branle de la Bourgogne” , etc.
Bien, amigos, pues estas dancitas se van introduciendo en los mejores lugares de la sociedad del Paris del siglo XVI y pronto veremos a las gentes principales y hasta en los palacios reales bailar y divertirse como se divierte la gente común: LA MODERNIDAD HA COMENZADO, ya nadie parará esta otra forma de vivir.
Estas danzas fueron fijadas por THOINOT ARBEAUX.


MARIA DOLORES VELASCO

domingo, 20 de noviembre de 2011

CAPITULO XVII - JUAN DEL ENZINA: Ilustre poeta, dramaturgo y músico




video


JUAN DEL ENZINA (1468-1529): ilustre poeta, dramaturgo y músico

El paso del siglo XV al XVI esta lleno de notables cambios para la humanidad, se comienza una nueva Era, así quedó marcado en la Historia. Estamos ante una explosión de creatividad, de belleza, de ganas de crear, de hacer, de investigar cosas nuevas en todos los ámbitos de la cultura. Todos los acontecimientos que se producen en este paso de siglo contribuyen a ello. La vieja Europa bulle en creatividad, en modernidad. Entra un nuevo aire de ese continente que estaba ignorado y su descubrimiento, su encuentro, da lugar a conocer cosas muy diferentes, asombrosas, que provoca una era nueva.


Este periodo que he elegido y que va marcado por la existencia de mi personaje central Juan del Enzina, coincide en su mayor parte con el reinado en España de Isabel I de Castilla y Fernando de Aragón, conocidos como Reyes Católicos (1474-1516). La visión, pues, de mi personaje nos proporcionará a su vez una idea de cómo era culturalmente esa España. Elegí a Juan del Encina como representante de ese paso de siglo por méritos propios y completar la terna con un personaje español que vive de cerca acontecimientos importantes. Veamos, pues, algo de nuestro erudito Juan del Enzina.


Español ilustre, toda una autoridad en el campo de las letras, (poeta y dramaturgo) y de la música. Juan De Fermoselle, su auténtico nombre, aunque se le conoció como Juan del (o de la) Enzina que, según algunos historiadores se debe a que nació en La Encina, pueblo cercano a Salamanca y otros se inclinan que lo tomó del apellido de su madre. Lo que es cierto es que nació en un pueblo cercano a Salamanca y también hay dudas si murió en esta ciudad o en León. Casi siempre en estos tiempos son muy dudosas las fechas y detalles de la vida de estos personajes, pero eso no es lo más importante.


Nos podemos encontrar a nuestro Juan del Encina en su juventud estudiando junto con el gran Antonio de Lebrija en la Universidad de Salamanca, una de las más prestigiosas del mundo en ese momento, donde su hermano Diego de Fermoselle dirigía la cátedra de Música, quizás fue el que le inició en este arte. Cuando sale de la universidad reside en Alba de Tormes, pueblo también de Salamanca, al servicio del Duque de Alba en el año 1492, situación que le da ocasión para componer poemas, canciones y obras dramáticas para la corte de dicho duque y que le sirve de gran experiencia en el campo de la música profana. Es un período muy floreciente a pesar de su juventud. En realidad Juan del Enzina, a pesar de haber obtenido las órdenes menores del sacerdocio y posteriormente ser sacerdote, no se puede decir que su característica sea la música religiosa. Sus composiciones son mayoritariamente de contenido profano, esto se explica porque la mayor parte de sus trabajos fueron en ambientes no religiosos.


Su paso por la corte de los Reyes Católicos como preceptor del Infante Don Juan, hijo y heredero de los Reyes Católicos también marca una época brillante. Quiero recrearme en este punto, aprovechando su cometido como preceptor, y podemos ver un poco que se hace en esta época de los Reyes Católicos.
A través de la documentación que existe de la vida en palacio y de las costumbres de la corte real gracias a Gonzalo Fernández de Oviedo en sus crónicas “Oficios de la Casa Real” conocemos de las aficiones del Infante Don Juan, hijo primogénito de los Reyes Católicos y heredero de la corona.


Don Juan amaba la música y tocaba diferentes instrumentos: flauta, clavicordio, órgano y era muy aficionado a cantar. Eso nos da idea de que este adolescente debió ser persona alegre y feliz, y estas aficiones daban oportunidad para rodearse de maestros en las diferentes disciplinas musicales. Es, pues, Juan del Enzina la persona más adecuada a ello ya que, además de ser un hombre de letras es músico y a su vez gran cantor, parece ser que Del Enzina tenía bella voz de bajo, además de tener ya por aquel tiempo fama de buen compositor, el paso por la casa de Alba fue positiva, y eso puede que influyera para entrar al servicio del hijo de los reyes como su preceptor y maestro de música.


La música estaba presente en todos los acontecimientos, festejos de las familias de los nobles y de la corte real y también entre las clases populares que se sirven de las plazas públicas para celebrar toda clase de eventos artísticos y culturales, dando lugar a una etapa brillante de la música y de la cultura en general. Hay un dato que da una visión de la importancia que tenia la música en este tiempo y que los reyes incentivan especialmente. Durante el tiempo que duró la Reconquista en cada ciudad conquistada se alzaba un templo y en cada templo había una capilla de música con una escuela de música para niños.
Un dato de interés es la fundación en 1498 de la Universidad Complutense en Alcalá de Henares por parte del Cardenal Cisneros. También aquí se crea una cátedra de Música. Actualmente en esta bella universidad se entregan anualmente los premios Miguel de Cervantes de la Literatura para autores de habla hispana.


Durante el reinado de los Reyes Católicos se van recopilando obras polifónicas de autores mayoritariamente españoles en una colección denominada CANCIONERO DE PALACIO.


El CANCIONERO DE PALACIO se realiza entre los años 1480 al 1510; consta de unas 470 obras de diversos autores españoles en su mayoría con algunas colaboraciones de autores extranjeros entre los que se encuentra, con una pequeña aportación, Josquin des Pres. Juan del Encina con unas 68 obras es de los autores que más canciones aporta a este cancionero.


El CANCIONERO DE PALACIO constituye una antología de la música polifónica en el reinado de los Reyes Católicos grandes impulsores de la música. Nos encontramos con obras y temas muy diversos que enriquecen la visión de la música en este tiempo: dramáticos, festivos, amorosos, satíricos, pastoriles, políticos, históricos, alguno que otro religioso etc.


El malogrado hijo de los reyes falleció en el año 1497 a la edad de 19 años. Al poco tiempo Juan Del Enzina marcha Roma. Una de sus obras destacadas es “LA TRAGEDIA TROVADA” compuesta con ocasión de la temprana muerte del Infante.
Su permanencia en Italia es larga. Trabaja para la corte papal con los pontífices Alejandro VI, Julio II y León X, eso muestra su larga estancia en Italia y también su gran valía como poeta, dramaturgo y músico.
La personalidad de su música difiere de los otros personajes que forman esta terna y se puede decir que es una música propiamente de corte español. Era de rigor, por lo que se deduce después de observar sus movimientos profesionales, el visitar Italia y permanecer un tiempo trabajando y aprendiendo, aunque en este caso concreto Del Enzina ya tenia una preparación musical consolidada y era ya conocido como hombre de letras y músico, aunque no rebasaba los 30 años, pero el paso por Italia era un punto imprescindible para todo músico que se preciara, así lo hemos visto también con Guilllaume Dufay y Josquin des Pres.


Me gustaría que le dedicarais un tiempo a la audición de esta obra que dejo aquí “Más vale trocar plazer por dolores” contenida en el Cancionero de Palacio y que pertenece al género Villancico (un estribillo que se repite al final de cada estrofa). Su contenido literario, además de ser de gran belleza, es de una gran profundidad interior dando motivo a reflexiones sobre ello.
Es una obra polifónica para 4 voces, soprano, contralto, tenor y bajo escrito para el acompañamiento instrumental propio de la época: rabel, laúd, arpa, flauta travesera, entre los más comunes.
El movimiento de las voces, el diálogo entre ellos, el bello acompañamiento instrumental, la belleza misma del poema que lo sostiene, hace de esta obra una delicia para el oyente.
El texto de la obra está escrito en castellano arcaico y así mismo cantado. El poema es de una gran belleza literaria y de muy profundo pensamiento.


Espero que sea de vuestro agrado poder escuchar una obra de calidad que nos da una visión de la música de la España del siglo XV-XVI.

Maria Dolores Velasco

CAPITULO XVI- JOSQUIN DES PRES: La perfección hecha Música




video


JOSQUIN DES PRES: LA PERFECCION HECHA MUSICA


He preferido comenzar mostrando esta deliciosa pieza del gran Des Pres. Es tan deliciosa su música y tan agradable este poema en italiano que estoy segura que si sólo mostrara a Josquin Des Pres mediante esta pequeña joya, seguro tendríais una buena idea del gran músico que fue. La interpretación es ÓPTIMA.

“EL GRILLO"


"El grillo, el grillo è buon cantore
che tiene longo verso.


Dalle, beve, grillo, canta!


El grillo è buon cantore!
Ma non fa come gli altri uccelli,


come li han cantato un poco,


van'de fatto in altro loco…


sempre el grillo sta pur saldo.


Quando la maggior el caldo,
Allor canta sol per amore.
El grillo, el grillo è buon cantore


che tiene longo verso.


Dalle, beve, grillo, canta


!El grillo è buon cantore!"

Esta canción más o menos dice así:

“El grillo es un buen cantor
Casi siempre canta.
Pero no hace como los pájaros
Que después de cantar un poco
Se van a otro lugar.
El siempre canta fuerte
Pero cuando hace mucho calor
Canta solo por amor.
El grillo es un buen cantor….
Delicado divertimento de Josquin des Pres (o Prez) “El grillo”... Hemos cambiado considerablemente de canto, analicemos un poco:


- Es un canto secular
- Su forma musical es una “frotolla”
- Esta en iltaliano
- El contenido de la letra es divertida, ligera, de entretenimiento.


Vemos considerables variaciones con respecto a casi toda la música que hemos visto hasta ahora. No quiere decir que antes no hubiera música secular ni que ahora no haya música sacra, pero una de las características ya del Renacimiento es el gusto por el canto profano con temáticas de todas clases como vemos en esta deliciosa obra dedicada al canto del grillo, algo tan intrascendente como eso, se diría que es un divertimento , solo eso.


Conjuntamente con una música muy avanzada y muy culta, los mismos autores se recrean es estas deliciosas pequeñas cosas, eso demuestra el avance, la madurez y la cultura que existe en esos momentos. No necesitan mostrar obras muy difíciles o muy elaboradas para obtener el reconocimiento de su gran valía, pueden mostrar obras más ligeras y tener el mismo reconocimiento, eso significa madurez por parte del autor y madurez por parte de los oyentes.


La Frotolla, es una forma musical predecesora del Madrigal. La Frotolla estuvo en auge durante la segunda mitad del siglo XV hasta la primera mitad del siglo XVI, dando paso a la forma Madrigal.
Esta en italiano porque esa forma musical es propia de Italia. Parece ser que musicalizó textos ya existentes en italiano.
Des Pres solo tiene dos composiciones en esta forma musical: “Sacaramella va alla guerra” y “El grillo”. Veamos, pues, algo de nuestro personaje del siglo XV.






video


Tenemos ante nosotros un representante del Alto Renacimiento que ha vivido ese paso tan importante para la humanidad como es el descubrimiento de América para el resto del mundo: JOSQUIN DES PRES (1440-1521).


A mi, personalmente , me da siempre curiosidad el saber que hay por el mundo en el momento histórico de tal o cual personaje. A veces se estudian los autores, artistas, músicos, etc. individualmente, como si fueran unos personajes que vivieran aislados, al menos siempre me ha dado esa impresión al estudiar la propia historia de la música. Por eso me gusta decir, y en muchas ocasiones lo hago, quienes conviven en ese momento en el país del personaje que se trate, también nombrar acontecimientos importantes y otras personas dignas de mención, porque así se da una visión mas completa de estos hombres y mujeres que han pasado a la posteridad por sus grandes valías, pero que no han vivido solos, hay un entorno alrededor de ellos que se tiene que hacer resaltar dada la importancia de los artistas de la época como en Alemania Alberto Durero (1471-1528), en Italia Rafael (1483-1520), Leonardo da Vinci (1452-1519), Boticelli (1444-1510), en España Berruguete (1450-1503), todo un lujo vivir en una época como esta.


Josquin des Pres nace en una región de lo que era Flandes en ese momento histórico y se afinca en Francia. Se dedica al canto coral; su maestro de contrapunto fue Johannes Ockenghem , gran maestro que admiró mucho, tanto que una de sus obras mas importantes es el motete dedicado a su maestro en su muerte “Deploration sur la mort d’Ockenghem” (“Lamento por la muerte de Ockenghem”) .
Algunos datos sobresalientes en su carrera musical se producen en el periodo que va desde 1489 al 1494 donde fue miembro del coro del papa Inocencio VIII. Entró al servicio de Luis XII de Francia al final de este mismo año hasta 1503 que se trasladó a Italia, Ferrara, donde trabajó para la capilla del Duque Ercole.
Es pues una trayectoria muy similar a la de los grandes maestros contemporáneos, como Dufay y, como bien se deduce, era de rigor para uno que pretendiera ser buen músico afincarse en Francia y, al menos por un tiempo, permanecer y estudiar en Italia, otro punto importante de la cultura de la época.
Compuso múltiples obras y variadas: misas, motetes, canciones, y esas dos frottolas antes mencionadas.
Josquin des Pres es por tanto uno de los compositores más importante del Alto Renacimiento, fue una figura muy importante precedido por Guillaume Dufay (anterior en el tiempo) y posteriormente por Palestrina (posterior en el tiempo), y su música fue reconocida por los más importantes literatos y editores del momento como Petrucci, Pierre Ataingnant (1533) entre otros. Un dato interesante es que fue el compositor preferido de Martín Lutero.


Nosotros, que hemos visto nacer la polifonía con los entrañables maestros Leonin y Perotin, creando obras tímidamente a dos voces y ya como una hazaña que era, hasta cuatro voces con Perotin, quiero presentaros una obra de Josquin des Pres el motete “Qui habitat” en la que intervienen 24 voces. Es un auténtico alarde de composición coral en forma musical CANON.


La forma musical CANON está basada en el principio de la imitación, es decir, hay una melodía principal (canon) que se va imitando, repitiendo, antes de que la principal termine.
Las melodías imitadas entran escalonadamente a la misma distancia cada vez, a un mismo numero de compases, y se va formando una coral muy compleja que proporciona una gran brillantez y belleza. Pueden tener múltiples entradas.


Los cánones son como una cinta sin fin, de manera que para dar fin al canon hay diferentes técnicas:


A- El director del coro va suprimiendo entradas al término de cada uno de ellas.



B- Terminar todos en un punto dado, que el director del coro señalará.


En la solución A, se van extinguiendo las melodías poco a poco hasta que solo queda una sola y ya finaliza la obra.
En la solución B el final es un “cluster” es decir un cúmulo de melodías que terminan en un acorde armónico.


Este canon que aquí presento termina en un “cluster”, un grandioso conjunto de 24 voces maravillosas.
Os recomiendo que escuchéis con atención esta obra de hermoso nombre: “Qui Habitat” – “El que habita”, porque os aseguro que es muy bella e interesante. A mí, personalmente, me produce muchas sensaciones diferentes, y de alguna forma la he plasmado en mi video.
Las obras en CANON se tienen que escuchar tranquilamente, sin prisas ya que al ser obras basadas en esquemas repetitivos se va creando un climax a lo largo de la audición y en cada momento se pueden apreciar nuevas sensaciones auditivas, imágenes visuales…etc. de agrado o desagrado, que cada uno las valorará de una forma subjetiva y comentar esas sensaciones y apreciaciones seria interesante.
Espero que disfrutéis de estas bellas voces.




MARIA DOLORES VELASCO